Te amo brother

Qué está pasando aquí? Hemos visto esta clase de comedia mil veces y, sin embargo, hay algo que nos perturba mientras la vemos. No es que sea mala. De hecho, es una de las mejores comedias recientes que hayamos visto. Pero algo no encaja del todo. El concepto clave es "desplazamiento". Esta es una historia clásica, pero donde los roles han sido desplazados y sólo se mantienen incólumnes las apariencias.
Pero Te amo, brother no es sobre tipos brutos aprendiendo a entender a las chicas: más bien es un romance gay apenas platónico, una historia de amor no entre Peter y su novia, sino entre Peter y Sidney. El desplazamiento opera de forma brillante, tanto que al final, cuando la película nos ofrece la boda de rigor (carrera contra el tiempo incluida), todos los roles del género han sido reasignados y es la mujer quien se convierte en el personaje comprensivo que se hace a un lado para que el verdadero amor triunfe.
Si quieren comprobar lo anterior, nada más de asistir a ver la película Te amo, brother (¡vaya título!, 2009), dirigida con pereza por John Hamburg, a partir de un guion más asperezado aún, coescrito por el propio Hamburg con Larry Levin. No es casual que Jason Segel (Sidney) recuerde más a la ansiedad distraída de un John Candy que a la pachorra de un Seth Rogen. No es casual que la única pareja heterosexual interesante sea un matrimonio fundado en el insulto y el desprecio mutuo. Ni que el personaje más centrado sea el hermano gay que seduce heterosexuales por deporte.

El filme no se hunde del todo, se debe a algunas secuencias donde el sarcasmo se convierte en fina burla de las relaciones amorosas prematrimoniales y de los tiempos actuales, mientras insiste en una tesis arbitraria: todos debemos tener amigos. ¿Por qué? También es cierto que buey solo se lame mejor. En fin...
Otro elemento a favor de la película lo es la música: afortunada y oportuna. Agreguen las cálidas y naturales actuaciones de Jason Segel, Rashida Jones y Paul Rudd (en ese orden), y hasta aquí llegaron los atributos de Te amo, brother .
El argumento gira sobre el amor inesperado que se da entre una joven y un vendedor de bienes raíces. Deciden casarse pronto, pero él no tiene un “mejor amigo”, por lo que se da a la caza de uno.
Luego de algunos topetazos medio chistosos con homosexuales (lugar común), el novio encuentra a un tipo desgarbado y se hacen grandes amigos. ¿Qué sucede? Lo imaginable: la nueva amistad interrumpe el noviazgo prematrimonial con la chica bella. Es algo así como servir altares para que otros oficien la misa.
¿Para contar una historia tan fácil y bien armada no era necesario tanto metraje?, en hora y media, la película se hubiera resuelto de manera más ágil y agradable en términos narrativos e, incluso, de puesta en imágenes.

Puntuación 6,5/10

Comentarios

Entradas populares de este blog

NOMINADOS A LOS CABALLEROSCURO AWARDS 2016

Capitán América: Civil War/Guerra Civil

GANADORES #CABALLEROSCUROAWARDS2016